10 razones por las cuales la rabieta de su niño es realmente algo bueno

10 razones por las cuales la rabieta de su niño es realmente algo bueno




10 razones por las cuales la rabieta de su niño es realmente algo bueno

 

Créalo o no, los berrinches son una parte importante de la salud y el bienestar emocional de su niño.

Los berrinches infantiles son uno de los aspectos más desafiantes de la crianza de los hijos. Tendemos a sentirnos como buenos padres cuando nuestros niños pequeños son sonrientes y cómodos, pero pueden sentirse indefensos y abrumados cuando están tirados en el suelo pateando y gritando. Sin embargo, lo creas o no, los berrinches de los niños pequeños son una parte importante de la salud y el bienestar emocional de nuestros niños, y podemos aprender a estar más tranquilos frente a ellos. Aquí hay 10 razones importantes por las cuales la rabieta de su niño es realmente algo bueno.

    1. Mejor fuera que adentro

      Las lágrimas contienen cortisol, la hormona del estrés. Cuando lloramos, literalmente estamos liberando el estrés de nuestros cuerpos. También se ha descubierto que las lágrimas disminuyen la presión arterial y mejoran el bienestar emocional, siempre que haya un ser querido que esté cerca para recibir apoyo. Puede haber notado que cuando su niño está al borde de una rabieta, nada está bien. Ella está enojada, frustrada o lloriqueando. También puede haber notado que después de que pasó la tormenta, ella está de mejor humor. Ayuda si dejamos que nuestros hijos hagan una rabieta sin tratar de interrumpir el proceso para que lleguen al final de sus sentimientos. “Llorar no es el dolor, sino el proceso de salir ileso”, explica Deborah MacNamara, Ph.D., educadora de padres y autora de Rest, Play, Grow: Making Sense of Preschoolers (o Cualquiera que actúe como tal).

    2. El llanto puede ayudar a su hijo a aprender.

      Hace unos años, trabajaba como niñera para un niño de 5 años. Él estaba construyendo con algunos Legos y comenzó a tener una rabieta porque se quedó atascado. Sin embargo, después de la rabieta, se sentó y arregló la estructura de Lego. He visto muchos momentos como este, donde un niño está luchando y expresar su frustración los ayuda a aclarar sus mentes para que puedan aprender algo nuevo. “Aprender es tan natural para los niños como la respiración”, dice Patty Wipfler, fundadora de Hand in Hand Parenting. “Pero cuando un niño no puede concentrarse o escuchar, generalmente hay un problema emocional que está bloqueando su progreso”. La investigación sugiere que, para que el aprendizaje tenga lugar, un niño debe estar feliz y relajado, y expresar trastorno emocional es parte de este proceso.

    3. Su hijo puede dormir mejor

      Los problemas del sueño a menudo ocurren porque los padres creemos que el mejor enfoque para las rabietas y las molestias es tratar de evitarlas. Entonces, las emociones reprimidas de un niño brotan cuando su cerebro descansa. Al igual que los adultos, los niños también se despiertan porque están estresados o tratando de procesar algo que está sucediendo en sus vidas. Permitir que su hijo llegue al final de su rabieta mejora su bienestar emocional y puede ayudarla a dormir toda la noche.

    4. Dijiste “no”, y eso es algo bueno.

      Lo más probable es que la rabieta que su niño está teniendo sea porque dijiste “no”. ¡Y eso es algo bueno! Decir ‘no’ le da a su hijo límites claros sobre el comportamiento aceptable e inaceptable. A veces podemos evitar decir “no” porque no queremos lidiar con las consecuencias emocionales, pero podemos mantenernos firmes con nuestros límites mientras ofrecemos, amor, empatía y abrazos. Decir ‘no’ significa que no tiene miedo del lado desprolijo y emocional de la crianza de los hijos.

    5. Su hijo se siente seguro para decirle cómo se siente.

      Los berrinches son en realidad un gran cumplido, ¡incluso si no siempre se siente así! En la mayoría de los casos, los niños no están usando rabietas para manipularnos u obtener lo que quieren. Con frecuencia su hijo acepta el no, y el berrinche es una expresión de cómo se siente al respecto. Puedes mantenerte firme con el no, y empatizar con su tristeza. El malestar por las galletas rotas o los calcetines de color incorrectos es solo un pretexto, y es el amor y la conexión lo que realmente necesita.

    6. Los berrinches te acercan más.

      Puede ser difícil de creer en el momento, pero observa y espera. Puede que tu hijo enojado no parezca que ella te aprecia estar allí, pero lo hace. Permita que supere la tormenta de sus sentimientos sin tratar de detenerlos o ‘arreglarlos’. No hable demasiado, pero ofrezca algunas palabras amables y tranquilizadoras. Ofrezca abrazos. Su hijo absorberá su aceptación incondicional y se sentirá más cerca de usted luego.

    7. Los berrinches ayudan a la conducta de su hijo a largo plazo.

      A veces, las emociones de los niños se manifiestan de otras maneras, como la agresión, la dificultad para compartir o la negativa a cooperar en tareas simples, como vestirse o cepillarse los dientes. Estas son señales comunes de que su hijo está luchando con sus emociones. Tener una rabieta grande ayuda a su hijo a liberar los sentimientos que pueden obstaculizar su auto natural y cooperativo.

    8. Si la rabieta ocurre en casa, hay menos posibilidades de que suceda en público.

      Cuando los niños llegan a expresar plenamente sus emociones, a menudo optan por tener sus disgustos en casa, donde sienten que estamos más dispuestos a escuchar. “Mientras más le pedimos a nuestros niños que ‘lo mantengan unido’ en el hogar y en público, más se acumula la tensión dentro de ellos”, dice Michelle Pate, instructora de crianza y gerente de programa de Hand in Hand Parenting, que vive en Bend. Oregón. “Mientras más podamos encontrar tiempo y espacio para escuchar los sentimientos de malestar de nuestro hijo en casa, menos sentimientos reprimidos llevarán con ellos en cada excursión”.

    9. Su hijo está haciendo algo que la mayoría de la gente ha olvidado cómo hacer.

      A medida que su hijo crezca, llorará menos. En parte esto está madurando y aprendiendo a regular sus emociones. En parte, está aprendiendo a “encajar” en una sociedad que no acepta mucho la expresión emocional. Cuando los adultos nos enojamos o estresamos o “lo perdemos” con nuestros hijos, ¡a menudo es porque también necesitamos un buen llanto! Es difícil para los adultos, y particularmente para los hombres, encontrar la sensación de seguridad y conexión para realmente abandonar nuestros sentimientos. Así que deje que su hijo tenga esa rabieta que mejora el estado de ánimo mientras sus emociones fluyen libremente.

    10. Los berrinches también te están curando.

      Cuando estamos presentes para la rabieta de nuestro hijo, despierta grandes sentimientos en nosotros. Cuando éramos jóvenes, nuestros padres pueden no haber escuchado nuestros arrebatos con empatía. El malestar de nuestro hijo puede desencadenar recuerdos de cómo fuimos tratados, de lo que ni siquiera somos conscientes. La crianza de los hijos puede ser un camino de curación para nuestros propios desafíos emocionales cuando recibimos apoyo y la oportunidad de que nos escuchemos a nosotros mismos.

Después de momentos emotivos con su hijo, tómese un tiempo para practicar el cuidado personal, hablar con un amigo, reírse bien y quizás llorar usted mismo. Mantener la calma requiere práctica, pero cuando lo logramos, literalmente estamos recableando nuestros cerebros para convertirnos en padres más tranquilos y pacíficos.

Kate Orson es madre, educadora de padres en Basilea, Suiza, y autora de “Tears Heal: How to Listen to Our Children.”

También te puede interesar: 10 formas de domar las rabietas de tu hijo

 

Si te gusto este articulo compártelo 🙂

 
 

Gratis Taller de Estimulación Temprana

Inscribete Gratis al Taller de Estimulación Temprana  y participa con tu bebe de una sesión donde aprenderás a estimular a tu bebé. Solo debes registrarte eligiendo el Centro de Estimulación más cercano.

Registrese Aquí


Juguetes Educativos Recomendados

  • Oferta
    S/. 179.00 S/. 139.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú
  • Oferta
    S/. 99.00 S/. 69.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Juguetes Fisher-Price Peru
  • Oferta
    S/. 29.00 S/. 19.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Revista Online ETPP - Estimulación Temprana Para Padres
  • Oferta
    S/. 69.00 S/. 49.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú