10 Súper alimentos para niños

10 Súper alimentos para niños




10 Súper alimentos para niños

 

Las dietas de los niños pueden ser un poco impredecible, por decir lo menos. Sin embargo, al agregar más superalimentos, puede maximizar las vitaminas, minerales, fibra y grasas saludables que sus hijos consumen en cada comida o refrigerio. Para inspirarte, hemos resaltado 10 alimentos que tienen un impacto nutricional. Además, las recetas familiares le ayudarán a obtener estos súper alimentos de forma rápida, fácil y deliciosa.

  1. Arandanos

    Los arándanos son potencias nutricionales y, a diferencia de algunos de los alimentos de esta lista, generalmente son fáciles de vender. Repletas de vitaminas y antioxidantes, los arándanos también ayudan a cumplir con la cuota de fibra de los niños, y muchos niños no están recibiendo suficiente. Si los arándanos no están en temporada, intente usar la variedad en avena o barras energéticas. Los frutos secos son perfectas para aperitivos o postres simples.

  2. Pescado y Marisco

    El pescado es una gran fuente de DHA, un ácido graso omega-3 beneficioso para el desarrollo del cerebro. Si su hijo no está loco por el salmón silvestre fresco o el atún, pruebe la variedad enlatada o el camarón para obtener un sabor más suave y una textura más suave. Hornee pescado en cazuelas o úselo en una ensalada de pasta si su pequeño disfruta de platos combinados. Tampoco evites los dedos de pescado empanados. El recubrimiento crujiente a menudo es lo suficientemente atractivo como para ayudar a los niños a disfrutar del pescado y de todas las bondades que tiene para ofrecer.

  3. Semillas

    Las semillas de girasol, cáñamo, lino y chia ayudan a los niños a satisfacer sus necesidades de grasas buenas, magnesio, proteínas y fibra. Empaque las semillas para los refrigerios, espolvoree sopas o ensaladas, utilícelas para hornear o agréguelas a los batidos. Recuerde que las semillas de lino necesitan molienda para ser digeridas y que todas las semillas se almacenan mejor en el refrigerador para evitar su deterioro. La excepción son las semillas de chía, que pueden almacenarse en el armario y usarse en su totalidad.

  4. Verduras de hoja verde

    Todos hemos escuchado sobre la superioridad nutricional de los verdes. Son ricos en hierro, calcio, fibra, vitamina C, ácidos grasos omega-3 y ácido fólico. Pero, ¿cómo puedes ayudar a tu pequeño a disfrutar del sabor algo desafiante de las espinacas, coliflor y el brocoli. La respuesta es: ¡Comience temprano y no se dé por vencido! Investigaciones recientes muestran que los bebés que son introducidos a las verduras en sus formas simples desde el principio tienen más probabilidades de comer incluso vegetales desconocidos más adelante. Tenga paciencia: algunos niños necesitan ver un alimento docenas de veces antes de reunir el coraje para probarlo. Además, no sientas que tienes que comer los vegetales verdes más modernos (te estamos mirando, brocoli). Solo sirva los vegetales de hojas verdes que sean más fáciles de preparar y que su familia prefiera.

  5. Maní y mantequilla de maní

    La mantequilla de maní recibe un mal representante a veces, pero es un alimento básico muy nutritivo y amigable para los niños que merece el estado de súper alimento. Es económico, fácil de almacenar, adorado por millones de niños, y cada porción de 2 cucharadas de sopa proporciona casi la mitad de las necesidades de proteína de un niño en edad preescolar, además de magnesio, vitaminas B y grasas saludables. Siéntase libre de explorar almendras, anacardos y mantecas de nueces también. Son igual, si no más, nutritivos y perfectos en un sándwich, en un batido o agregados a su receta de panecillos favorita.

  6. Verduras naranjas y fruta

    Las buenas noticias sobre los alimentos de naranja es que incluso si a su hijo no le gusta el camote, calabaza o zanahorias, las frutas dulces como mangos, caquis o melón pueden proporcionar el mismo impulso de vitaminas A y C, potasio y licopeno . Pero no maldigas las verduras naranjas para siempre si tu pequeño les molesta. Siga preparando verduras de colores brillantes con frecuencia y de diferentes maneras para ayudar a que sus hijos aprendan a apreciarlos.

  7. Granos enteros

    Desde los más tradicionales, como el arroz integral y la pasta de trigo integral, hasta los más exóticos, como la quinua, el trigo sarraceno y la kiwicha, los granos integrales van en aumento. Y no es sorprendente, dada su capacidad para reducir el riesgo de enfermedades crónicas en el futuro y aumentar la nutrición ahora, incluso en los más exigentes. Si sus hijos no están acostumbrados al sabor y la textura de la pasta o el arroz integral, empiece a agregarlos a las variedades refinadas blancas tradicionales y aumente la proporción lentamente. Un consejo: cocine los granos enteros en grandes lotes y guárdelos en el congelador para un platillo o desayuno casi instantáneo.

  8. Apagar la sed

    Investigaciones recientes sugieren que más de la mitad de los niños están deshidratados. Para ayudar a su hijo a obtener suficiente agua, aproveche los superpoderes de la sandía, el melón, las naranjas y el pepino que sacian la sed. Además de la hidratación, su hijo recibirá una dosis saludable de fibra, vitaminas y minerales. Si tu pequeño no es fanático de la textura de las frutas y verduras crudas, licúalos en batidos o congélalos en saludables helados para un tratamiento frío.

  9. Yogurt natural

    El yogur natural es un superhéroe del pasillo lácteo. Está lleno de bacterias beneficiosas, proteínas y calcio, todo lo bueno que nuestros hijos necesitan para mantener saludables a sus pequeños cuerpos. No se sienta obligado a comprar una variedad de yogurt “amigable para los niños” con azúcar adicional o puré de frutas. A menudo son más caros y cargados de azúcar, y no ayudarán a su hijo a aprender a apreciar la integridad corporal de la saciedad. En casa, agregue un poco de azúcar, miel o mermelada al yogur natural para ayudar a su bebé a tener un sabor menos dulce. Luego, disminuya gradualmente la cantidad de edulcorante.

  10. Avena

    La avena saludable a veces se pasa por alto por las mañanas, especialmente cuando se compara con los cereales de desayuno de color neón. Pero la avena no tiene que ser aburrida. Ayude a sus hijos a obtener los beneficios de la energía, fibra, hierro y proteínas de larga duración de este súper alimento honesto añadiendo fruta fresca, seca o congelada, nueces o mantequilla de nueces, miel, jarabe de arce o azúcar moreno. Mejor aún: coloque coberturas en el mostrador de la cocina y deje que los niños creen sus propios brebajes de harina de avena.

Si te gusto este articulo compartelo 🙂

 

Gratis Taller de Estimulación Temprana

Inscribete Gratis al Taller de Estimulación Temprana  y participa con tu bebe de una sesión donde aprenderás a estimular a tu bebé. Solo debes registrarte eligiendo el Centro de Estimulación más cercano.

Registrese Aquí


Juguetes Educativos Recomendados

  • S/. 249.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú
  • Oferta
    S/. 99.00 S/. 69.90 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú
  • Oferta
    S/. 99.00 S/. 69.90 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú
  • S/. 249.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú