8 consejos para elegir la guardería

8 consejos para elegir la guardería




8 consejos para elegir la guardería

 

Cómo evaluar una situación de cuidado infantil y elegir la mejor.

Ya sea que elija un guarderia formal, guardería familiar o cuidado en el hogar, hay algunas cosas básicas que debe saber e insistir. Para ayudarlo a tomar esta decisión tan importante, hemos hablado con madres y otros expertos que han estado en las trincheras de cuidado de niños. Aquí hay ocho maneras de evaluar una opción de cuidado infantil:

  1. Mira hacia abajo. Cuando visite un sitio potencial, preste atención a cómo el personal interactúa con los niños. Idealmente, un cuidador debe estar en el piso jugando con los niños o sosteniendo uno en su regazo. En sus primeros años, los bebés necesitan relaciones cercanas, amorosas e interactivas con los adultos para prosperar. Es por eso que es especialmente importante que los primeros cuidadores de bebés sean cálidos y receptivos, y que incluso en el cuidado grupal, los bebés y los bebés mayores reciban una dosis saludable de uno a uno.
  2. Pide un compromiso. Los bebés necesitan cuidado constante y predecible. Les ayuda a formar un vínculo seguro con sus cuidadores, según Debra K. Shatoff, terapeuta familiar en St. Louis. Si está buscando un cuidador en el hogar, solicite que la persona que está considerando tome un compromiso de un año para el trabajo. Si está considerando un centro, descubra cuánto tiempo han estado trabajando allí los cuidadores actuales y la cantidad de rotación que experimenta el centro.
  3. Haz una verificación de política. Averigüe si comparte filosofías de crianza de los hijos sobre temas tales como la disciplina (¿los cuidadores usan tiempos muertos, regaños?); televisión (¿El televisor está encendido todo el día o se usa con moderación, si es que lo usa?); alimentación (¿qué bocadillos o bebidas se proporcionan para bebés mayores?); durmiendo (¿Cuándo se ofrecen siestas? ¿Cómo se duermen los bebés quisquillosos?); Etcétera. Pregunte sobre la política de niños enfermos (¿Qué síntomas impiden que un niño asista?). También pregunte si hay un plan de respaldo si el proveedor de cuidado infantil familiar o el cuidador en el hogar se enferman y no pueden trabajar. Cuantas más preguntas haga al principio, es menos probable que se sienta desagradablemente sorprendido más tarde.
  4. Ven y espía. Si bien las recomendaciones de boca en boca de otros padres o recursos confiables son importantes, debe buscar un lugar para usted mismo para evaluar si satisface sus necesidades. Por supuesto, cualquier ambiente de cuidado infantil debe mantenerse limpio, a prueba de niños y bien provisto de libros y juguetes resistentes que sean apropiados para su edad. Otros detalles a considerar: Cuando los niños mayores comparten el espacio, los juguetes con partes pequeñas (riesgos de asfixia) deben mantenerse alejados de los bebés más pequeños. Idealmente, los bebés deberían tener su propia área donde los niños mayores no los “amarán” demasiado. Una habitación o área separada dedicada exclusivamente a columpios y gorilas puede parecer atractiva a primera vista, pero tenga en cuenta que los bebés en crecimiento necesitan mucho tiempo de piso para desarrollar y fortalecer sus músculos. Si es posible, trate de visitar los mismos centros en diferentes momentos del día para tener una idea de cómo el personal interactúa con los niños y cuál es la rutina. Es posible que desee considerar aparecer inesperadamente varias veces después de inscribir a su hijo, solo para ver cómo van las cosas. A veces, sus visitas confirmarán que el lugar es adecuado para usted, pero a veces serán una verdadera revelación.
  5. Sigue hablando. Hasta que su bebé pueda hablar, dependerá de lo que el cuidador le informe sobre el día de su hijo. Asegúrate de que puedas comunicarte cómodamente el uno con el otro. Cuando entregue por primera vez a su hijo por la mañana, debe decirle al cuidador cómo durmió su pequeño la noche anterior, si está saliendo a la dentición y si desayunó. Al final del día, querrá saber información similar, como la cantidad de pañales que tuvo que pasar, cuándo durmió la siesta y si pareció contento en general. Siempre es preferible hablar con el cuidador en persona. Si eso no es posible, pregúntele si hay un horario conveniente para llamar, tal vez a la hora de la siesta.
  6. Resuelve problemas pronto. Es inevitable que experimente conflictos con su cuidador, grandes y pequeños. Aborde los problemas de inmediato, en lugar de ignorarlos hasta que crezcan fuera de proporción. Algunos problemas se pueden resolver rápidamente; otros pueden requerir más discusión. Cualquiera que sea el conflicto, trate al cuidador de manera respetuosa, pero no tenga miedo de hablar, dice Deborah Borchers, MD, pediatra en práctica privada en Cincinnati. Al abordar un tema difícil, pregúntale a la persona que lo cuida y escúchala. Como padre, usted tiene la última palabra con un cuidador en el hogar, pero es más probable que obtenga cooperación si el cuidador sabe que la han escuchado. Por ejemplo, en lugar de exigir una siesta más temprana para facilitar la hora de acostarse, pregúntele al cuidador si tiene ideas sobre cómo ajustar el horario de su bebé para que no se sienta tan cansado por la noche.
  7. Confía en tu instinto. Todos los padres saben cuando algo no se siente del todo bien. Puede ser desconectado por un centro en el que todos en la ciudad alaban o chocan con una niñera altamente recomendada. Si eso sucede, sigue buscando. Los bebés se merecen y prosperan bajo un cuidado bueno y afectuoso. Si algo simplemente no se siente bien acerca de su situación, investigue otras opciones.
  8. Sé abierto al cambio. No estás casado con una persona o situación en particular, y si las cosas no funcionan, siempre puedes hacer un cambio. Sí, quiere consistencia para su bebé, pero eso no significa que no pueda modificar los arreglos. Los bebés son resistentes; siempre y cuando tengan una experiencia positiva con su nuevo cuidador, estarán bien, señala el Dr. Shatoff.

No importa cuáles sean sus horas de trabajo, usted sigue siendo el cuidador esencial de su hijo, la fuente más constante de amor y apoyo en su vida. Bajo su cuidado y guía, junto con la ayuda de sus cuidadores bien elegidos, su bebé florecerá y se convertirá en un niño feliz y saludable.

Si te gusto este articulo compartelo 🙂

 

Gratis Taller de Estimulación Temprana

Inscribete Gratis al Taller de Estimulación Temprana  y participa con tu bebe de una sesión donde aprenderás a estimular a tu bebé. Solo debes registrarte eligiendo el Centro de Estimulación más cercano.

Registrese Aquí


Juguetes Educativos Recomendados

  • S/. 129.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: V-Tech
  • S/. 149.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Juguetes Fisher-Price Peru
  • S/. 79.90 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Disney Baby Perú