Publicado el

¿Dificultades para Dormir? La Rutina para Dormir

¿Dificultades para Dormir? La Rutina para Dormir




¿Dificultades para Dormir? La Rutina para Dormir

 

Ver llorar a tu bebe es posiblemente el momento más triste de todos. Tú no quieres que llore, quieres que sea feliz y por supuesto, saludable. Pero para que eso suceda, debe dormir apropiadamente.

Seria genial si tu hijo/a pudiera aprender a dormir sin llanto o frustración en absoluto. Todo padre puede confirmar esto. Desafortunadamente, la verdad es que todos los niños, sin importar el método que se use para ayudarlos a dormir, inevitablemente soltaran algunas lágrimas en el proceso. Veamos la razón.

Primero que nada, los niños lloran cuando están aprendiendo a dormir porque están protestando, no les gusta el cambio, de hecho, ODIAN el cambio. Piénsalo bien.

¿Recuerdas tu libro favorito de cuando aún eras un pequeño/a?, ¿Recuerdas querer leerlo una y otra vez, aunque ya conocías de memoria todas las palabras?

Todos nos resistimos al cambio, niños y adultos por igual. Es normal hacerlo, y es normal que tu hijo/a exprese esa resistencia al llorar. Después de todo, el llanto viene antes que las palabras y no al revés.

En segundo lugar, mientras los niños empiezan a aprender como dormir pero aún no han averiguado exactamente como, se encuentran entendiblemente frustrados. Ya no tienen a mamá y papá a su lado para ayudarlos a dormir, y aun no saben qué hacer de diferente, aunque eventualmente lo sabrán.

Lo que es realmente interesante sobre quedarse dormido, es que aunque cada uno de nosotros nace con la habilidad de hacerlo, es considerado un conocimiento adquirido. Y aun así, no puedes enseñarle a nadie más cómo hacerlo, no puedes simplemente decirle a tu niño/a que cierre sus ojos y duerma. En su lugar, cada uno de nosotros debemos aprender por nuestra cuenta que hacer para lograr entrar consolidar el sueño.

Por supuesto, hay niños que aprenden como dormir casi por acto de magia, con muy poco esfuerzo por parte de los padres, sin embargo, los niños son todos diferentes y cada uno es único. Lo que ayuda a los padres es tener una rutina para la hora de dormir y una vez que su hij@ este acostumbrado a esta rutina ya no protestara para ir a la cama, sino que sera hasta feliz de realizar la rutina para dormir.



Las 4 cosas que hacer a la hora de dormir

Estas 4 cosas que hacer le proporcionarán un sustituto tranquilizante que ha comprobado ser una de nuestras rutinas que más intentan y que son verdaderas para el éxito a la hora de dormir; tanto para los bebés como para los niños mayores.

  1. Baño. Los baños son una forma tranquilizante, higiénica y decisiva de separar las actividades de alimentación de la noche con el sueño. No hay otra manera, solo un niño increíblemente fatigado se dormirá cuando vaya a tomar un baño. Esto significa que cuando termina la hora de la comida, su hijo recibirá el mensaje de que comer no es de ninguna manera, una forma, manera o señal para ir a dormir.
  2. Cepillado. Ya sea que elija cepillar los dientes de su hijo (o encías) inmediatamente después de su última comida o justo antes de la hora real de dormir, enfáticamente le estimulamos a que se haga el hábito de que un cepillo de dientes (o paño para lavar o gasa) sean lo último que pase por la boca de su hijo en la noche (además de, posiblemente, un chupete limpio durante el primer año como un método adicional para prevenir el síndrome de la muerte infantil repentina).
  3. Libros. No hemos observado nada tan adecuado como sustituto la alimentación con lactancia materna/biberón que los libros a la hora de dormir. Ya que no desea que la comida o bebidas sean parte del recurso para consuelo de su hijo a la hora de dormir, los libros pueden servir como una señal perfecta de que es la hora de dormir para acurrucarse e ir a dormir. Piense en lo que sucede cuando está cansado y trata de leer. Bingo, se queda dormido. Cuando este se convierte en un hábito saludable para toda la vida, no podemos pensar en otra opción.
  4. Hora de dormir. A menos que aplique drogas a los niños (lo cual no apoyamos, sin importar lo cansado y tentado que esté a hacerlo), es muy difícil obligar a un niño a que se quede dormido. Le sugerimos que deje de intentarlo y en su lugar trate de implementar una hora de rutina para que su hijo se prepare y vaya a la cama.

Una vez prepare todo para que el baño, cepillado y los libros indiquen que es hora de dormir, deberá dejar que su hijo se duerma independientemente. Seguro, esto puede resolver algunos desafíos, protestas adicionales y hasta la necesidad de consultar recursos adicionales de paternidad (de los cuales, podemos asegurarle que hay muchos), pero al final, siempre nos damos cuenta de que si hace un buen trabajo para llevarlo a la cama, su hijo aprenderá a acostarse en ella.

Autor Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP


Registrese Gratis al Taller de Estimulación Temprana

Estaremos realizando Talleres de Estimulación Temprana en distintos distritos, comenzaremos los Talleres por las zonas donde tengamos mayor numero de registradas. La participación es totalmente gratis.

Registrese Aquí