Pesadillas en bebés y niños pequeños: razones y soluciones

Pesadillas en bebés y niños pequeños: razones y soluciones




Pesadillas en bebés y niños pequeños: razones y soluciones

¡Estás profundamente dormido en la noche y de repente te despiertan los gritos de tu bebé! Te apresuras hacia su cuna y lo miras dando vueltas y haciendo sonidos angustiosos. Quieres sacarlo de lo que crees que es su pesadilla, pero él no parece estar calmándose con tus palabras…

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son sueños terribles que ocurren cuando un bebé está en sueño profundo o REM (movimiento ocular rápido), despertando asustado y nervioso. A menudo, el bebé o el niño pequeño pueden recordar la pesadilla en detalle e incluso pueden parecer molestos a la mañana siguiente después de una pesadilla. Un niño pequeño puede narrarle su pesadilla por la mañana, pero un bebé no tiene manera de comunicárselo.

No se sabe si los recién nacidos pueden tener pesadillas. Pasan más de 10 horas al día en el sueño REM, por lo que es plausible que puedan experimentar pesadillas rudimentarias. Podría haber ciertas razones probables para que un pequeño experimente sueños de miedo.

Causas para las pesadillas en bebés:

Las pesadillas pueden estar estrechamente relacionadas con los eventos que ocurren durante las horas de vigilia de un bebé o niño pequeño. Estas son algunas de las razones clave por las que pueden tener pesadillas.

  1. Situación angustiante o atemorizante: un bebé puede verse perturbado por cosas que a un adulto le pueden parecer normales. Su pequeño puede experimentar una pesadilla si ha visto o visto una imagen aterradora o si ha pasado tiempo con un pariente que le parece espeluznante. Algunas otras situaciones que es más probable que se apliquen a un niño pequeño se están mudando a un lugar nuevo o faltan muy mal a un pariente. Los niños pequeños con una imaginación particularmente buena pueden ser más susceptibles a las pesadillas después de escuchar historias aterradoras.
  2. Medicamentos: ciertos medicamentos pueden provocar pesadillas conocidas como pesadillas inducidas por medicamentos. En la mayoría de los casos, suspender el medicamento o un cambio en la dosis puede proporcionar un respiro.
  3. Estrés y ansiedad: es posible que su bebé esté teniendo miedo o ansioso por algo. Esto podría manifestarse en una pesadilla. Sin embargo, la mayoría de los bebés crecen fuera de él.
  4. Cansancio: la privación aguda del sueño causa fatiga y cansancio, que interrumpen el ciclo de sueño y vigilia en los bebés que indirectamente pueden llevar al cerebro a ver sueños negativos que toman la forma de pesadillas.Hay otras razones que dan pesadillas a bebés y niños pequeños pero carecen de evidencia científica.
  5. Comida abundante antes de acostarse: una comida pesada justo antes de acostarse es una de las causas de la pesadilla en adultos. Pero no se sabe si se aplica a los bebés, aunque los niños pequeños podrían ser susceptibles a esto, ya que consumen alimentos sólidos.
  6. Reflujo gastroesofágico: un reflujo gastroesofágico puede ser incómodo para el bebé. Si la condición persiste, entonces el bebé puede desarrollar un miedo innato al sueño y tener pesadillas si se ve obligado a dormir. No se sabe si el reflujo podría ser una causa directa de pesadillas o si la agonía correspondiente asociada a él provoca pesadillas.

Es importante que los padres sepan todos los síntomas para que puedan detectar la ocurrencia de una pesadilla.

Síntomas de pesadillas en bebés:

Las pesadillas pueden ser fáciles de detectar, ya que es probable que tu pequeño te avise al respecto de inmediato. Aquí hay más síntomas que su bebé o niño pequeño mostrará cuando tenga una pesadilla:

  • Despertarse bruscamente e inmediatamente: su bebé se despertará repentinamente y lo llamará por usted. Podría recordar el sueño con bastante lucidez.
  • Visiblemente asustado: su bebé estará visiblemente aterrado como si viera algo aterrador justo frente a sus ojos. Su bebé puede incluso sudar y los latidos de su corazón pueden ser rápidos.
  • Miedo de volver a dormirse: el bebé o niño pequeño tendrá miedo a dormir nuevamente, especialmente si estaba durmiendo solo o en una cama o cuna separada.

¿Cómo lidiar con una pesadilla?

Hay formas en que puede consolar a su bebé y asegurarse de que no tenga miedo a las pesadillas nuevamente.

  1. Asegúrelo, tranquilícelo y abrácelo: no hay nada más calmante para un niño pequeño que la voz de sus padres, después de una pesadilla. Pase mucho tiempo al lado de su bebé pequeño asegurándole que está cerca de su seguridad. Dado que los bebés pueden no entender las afirmaciones verbales, la mejor manera de hacer que se sientan seguros es acurrucándolos. Sostenga a su bebé cómodamente cerca y cante una canción de cuna para ayudarlo a relajarse.
  2. Explique lo que sucedió: una vez que la ansiedad inicial se calmó, intente explicarle a su niño que acaba de ver un mal sueño. Ayude a su niño a entender que las pesadillas parecen reales, pero que nunca pueden dañar en la vida real.
  3. Cambie el estado de ánimo: intente hacer que el momento sea más ligero al compartir una experiencia divertida o una broma que su niño pueda entender. Deje que otro miembro de la familia se una a usted y tenga una conversación alegre con el niño pequeño.
  4. Tenga un tótem de seguridad: dele a su bebé algo que lo haga sentir cómodo y que actúe como un símbolo de seguridad. Esto podría ser cualquier cosa, desde una manta suave a un simple peluche.
  5. Espere hasta que el bebé se duerma: Además, asegúrese de darle un abrazo tranquilizador antes de irse.
  6. No hay conversaciones de pesadilla en la mañana: no discutas la pesadilla directamente. En lugar de eso, haga una pregunta como “¿Dormiste bien?” Si tu niño comienza a hablar sobre el temible sueño, entonces escucha con atención. Si su niño parece no molestado por la mañana, ¡eso es maravilloso!

Las pesadillas se pueden prevenir fácilmente, y le diremos cómo.

Previniendo Pesadillas:

  • Tenga una rutina relajante antes de acostarse: las dos o tres horas antes de la hora de acostarse de su bebé son cruciales para asegurarse de que duerma plácidamente. Durante este tiempo, no exponga a su bebé o niño pequeño a nada que pueda alimentar pesadillas. Esto incluye historias, películas o imágenes aterradoras o perturbadoras. Concéntrese en leer algunas historias divertidas o lindas para dormir con ilustraciones brillantes.
  • Familiarícelo con la oscuridad: apague las luces y familiarícese con cosas que podría ver en la oscuridad, como las sombras y la luz difusa de las ventanas. Esto puede ayudar a mitigar el miedo a la oscuridad, lo que a su vez ayudará a tu pequeño a dormir mejor.
  • Use una luz tenue nocturna: instale una luz tenue y relajante en la habitación, lo que lo ayuda a ver alrededor de la habitación y se siente seguro de cerrar los ojos.

Las pesadillas se pueden prevenir, y la mayoría de los niños pequeños finalmente entienden que solo son malos sueños que desaparecen con la noche. Pero los terrores nocturnos aterrorizan incluso a los padres. Es algo que equivale a ver una pesadilla con los ojos bien despiertos pero durante un estado de sueño.


Juguetes Educativos Recomendados

  • Oferta
    S/. 149.00 S/. 74.90 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Juguetes Fisher-Price Peru
  • Oferta
    S/. 89.00 S/. 44.50 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Play-Doh
  • Oferta
    S/. 299.00 S/. 249.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Juguetes Fisher-Price Peru
  • Oferta
    S/. 169.00 S/. 109.00 (Moneda Peruana)
    Vendido por: Revista Online ETPP - Estimulación Temprana Para Padres