COMO ES EL NIÑO DE 1 AÑO

COMO ES EL NIÑO DE 1 AÑO




COMO ES EL NIÑO DE 1 AÑO

A lo largo de esta etapa, el niño va ampliando poco a poco sus límites y su campo de acción, descubriendo el entorno de forma activa.

Inicia y afianza la marcha, lo que le permite tener una nueva visión del mundo que le rodea, a la vez que una cierta sensación de dominio. Manipula objetos de forma más precisa. Estas adquisiciones motoras, le permiten a la vez un mayor desarrollo en otras áreas, ya que el niño hace un descubrimiento de situaciones nuevas por experimentación, dejando atrás el descubrimiento por azar y convirtiéndose en un agente activo que va aprendiendo por medio del ensayo-error.

Continúa con su proceso aprendizaje, aumenta su capacidad de observación e imitación de las personas de su entorno y es capaz de reproducir acciones o pequeñas secuencias de acción.

Empieza a decir algunas palabras familiares y a reclamar atención continuamente. Alrededor del año y medio se produce un sorprendente salto en el desarrollo de la comprensión de muchas más palabras de las que es capaz de pronunciar
(la comprensión va delante y facilita la expresión).}

Comprende órdenes muy sencillitas: mira…, ven…, toma…, dame… En general atiende y obedece a estas órdenes, pero en ocasiones, comienza a aparecer un cierto nivel de desobediencia, observándose al final de la etapa de 12 a 24 meses una manifestación clara de su egocentrismo.

A esta edad van desarrollándose diferentes emociones como: alegría, rabia, enfado, miedo, tristeza, afecto. Es importante por tanto asegurar al niño un ambiente que le de seguridad, en el que se sienta querido y que le permita actuar con confianza. No por ello debemos consentir todo lo que le apetezca, sino que ya, fundamentalmente al final de la etapa, deberemos iniciar la asunción de normas básicas.

Se puede decir que pasa de ser un bebé absolutamente dependiente, a ir adquiriendo un mayor nivel de autonomía, tema muy importante y al que con frecuencia no se da la consideración que merece en este momento evolutivo. Generalmente se tiende a considerar que los niños “son muy pequeños” y/o que es más costoso “dejar que participen” que “hacérselo todo”. Sin embargo el buen tratamiento de este aspecto del desarrollo influirá positivamente en su evolución posterior.

Comienza además a establecer intercambios sociales que le permitirán ampliar sus posibilidades de relación con las personas de su entorno.


Juguetes Educativos en Oferta