DESARROLLO DEL NIÑO DE 1 AÑO

DESARROLLO DEL NIÑO DE 1 AÑO




EL DESARROLLO DEL NIÑO DE 1 AÑO

Durante el desarrollo del niño de 1 año el juego, aprender, hablar y actuar nos brinda información importante sobre cómo se está desarrollando. Los siguientes indicadores del desarrollo del niño de 1 año nos mostrara la mayoría de cosas que pueden hacer su hijo a esta edad, teniendo en cuenta que cada niño es único en su desarrollo y lo que no haga en este momento, lo desarrollara mas adelante.

Desarrollo del niño de 12 a los 18 meses

 

¿CÓMO SOY?

  • Camino solo. Me gusta ir de un lado a otro.
  • Puedo subir escaleras gateando.
  • Me agacho a coger un juguete del suelo.
  • Lanzo una pelota.
  • Me gusta apilar los objetos y sacar cosas de los cajones.
  • Uso el dedo índice para señalar o tocar.
  • Me intereso por las imágenes.
  • Conozco para qué sirven algunos objetos.
  • Aprendo continuamente nuevas palabras y también uso la misma palabra para expresar muchas cosas.
  • Comprendo cuando me dicen que coja o dé algún objeto concreto.
  • Señalo partes de mi cuerpo cuando me lo pides.
  • Imito acciones como peinarme, mover un coche, dar de comer a un muñeco…
  • A veces me muestro testarudo.
  • Me puedo quitar los calcetines y los zapatos para ayudar a desvestirme.
  • Me llevo la comida a la boca con las manos y puedo beber solo de un vaso.

 

¿QUÉ NECESITO?

  • Déjame que me separe un poco de ti para caminar por casa o en el parque, pero sin perderme de vista.
  • Juega conmigo a tirarnos la pelota o lanzarnos un coche y repite este juego.
  • Haz construcciones con cajas, bloques de madera, etc., para que te imite.
  • Ofréceme recipientes con distintos objetos para que busque y explore.
  • Juega conmigo al escondite para que te busque.
  • Dedica un rato a enseñarme cuentos de imágenes y anímame a señalar con el dedo cuando me preguntas “¿dónde está el…?”
  • Juega conmigo a descubrir los sonidos de los objetos y de los animales, muéstrame lo que suena y pregúntame “¿Cómo hace…?”
  • Enséñame a mirarte cuando me hablas.
  • Sé firme cuando me empeñe en algo que no es adecuado.
  • Aprovecha las rutinas diarias del baño, la comida o el cambio de pañal para hablar conmigo.
  • Déjame que intente beber solo, aunque derrame un poco.

 

¿Qué podemos hacer los padres?

  1. Alimentación: Dale alimentos sólidos para estimular la masticación y variados para que vaya aceptando nuevos sabores. Aunque rechace algunos alimentos vuelve a intentarlo con paciencia. A partir de los 12 meses, ve retirando el chupete.
  2. Sueño: Asegúrate de que duerme solo y el tiempo suficiente.
  3. Higiene: Haz que participe cuando le lavas, le vistes y le desvistes.
  4. Comunicación: Anímale a usar algunas palabras para pedir lo que necesita pero no lo atosigues. Si le entiendes sin necesidad de que hable tardará más en hacerlo.
  5. Juego: Muéstrale las consecuencias de sus acciones para que descubra sus posibilidades. Valora y premia sus conductas positivas. Y muéstrale lo que no hace bien para que vaya aprendiendo.

 

Desarrollo del niño de 18 a los 24 meses

 

¿CÓMO SOY?

  • Subo y bajo escaleras de pie con ayuda.
  • Voy adquiriendo cada vez más agilidad para caminar e ir de un sitio a otro.
  • Puedo lanzar una pelota hacia donde quiero.
  • Puedo garabatear, encajar formas sencillas en un puzzle y hacer torres y filas.
  • Me gusta buscar juguetes escondidos.
  • Me gusta ver cuentos y fotografías. Me fijo en ellas y puedo señalar imágenes.
  • Conozco el uso de algunos objetos cotidianos.
  • Saludo y me despido con gestos y palabras.
  • Cada vez digo más palabras y empiezo a unirlas.
  • Señalo algunas partes del cuerpo en un muñeco y en una imagen.
  • Uso el sí y el no con gestos y con palabras.
  • Me gusta imitar acciones que he visto hacer en otros momentos (peinarme, hablar por teléfono…).
  • Pido ayuda al adulto cuando no puedo hacer una tarea yo solo.
  • Le muestro al adulto las cosas que me interesan.
  • Atiendo cuando me llamas.
  • Puedo utilizar la cuchara para intentar comer yo solo.
  • He dejado la cuna, me gusta dormir en mi cama.

 

¿QUÉ NECESITO?

  • Llévame caminando de la mano.
  • Déjame garabatear con pinturas de cera.
  • Permíteme que use la mano izquierda o derecha espontáneamente.
  • Déjame jugar con objetos pequeños bajo tu vigilancia.
  • Anímame a hacer juegos de construcciones, encajes de figuras…
  • Procura que permanezca atento un ratito a las tareas que estemos haciendo.
  • Enséñame cuentos y haz que yo pueda participar buscando, señalando y repitiendo los nombres de las cosas.
  • Juega conmigo teniendo en cuenta lo que me gusta.
  • Nómbrame las cosas que hay a mi alrededor y explícame lo que hacemos.
  • Cántame canciones acompañadas de gestos para que yo participe.
  • Pídeme y ayúdame a que recoja los juguetes, aunque yo no tenga ganas de hacerlo.
  • Enséñame a compartir las cosas con los demás.
  • Anímame a que vaya haciendo cosas solo.
  • Déjame comer aunque me ensucie.
  • Continúa respetando mis horarios.

 

¿Qué podemos hacer los padres?

  1. Alimentación: Ofrécele una alimentación variada y equilibrada. Intenta que mastique y coma solo. Dale tiempo para comer sentado frente a la mesa, animándole, pero sin forzarle. El momento de la alimentación tiene que ser agradable.
  2. Sueño: Procura que duerma la siesta y toda la noche él solo en su cama.
  3. Higiene: Anímale a que colabore más para lavarse las manos y a que se quite alguna prenda. Aprovecha la situación del baño para jugar y divertiros.
  4. Comunicación: Responde cuando él intente comunicarse contigo y, cuando te dirijas a él, procura que te atienda.
  5. Juego: Anímale a que, de forma autónoma, explore los espacios, experimente con las cosas e intente resolver pequeñas dificultades.

 


Juguetes Educativos Recomendados