Publicado el

Recetas para primeras papillas

Recetas para primeras papillas

Recetas para primeras papillas

 

Buscas Recetas para primeras papillas ? aquí hemos recopilado para ti algunas recetas para bebés de 4 a 6 meses o si tu bebe ya tiene 6 meses a mas y quieres introducir otros alimentos por primera vez a parte de la lactancia: papillas sanas, sabrosas y nutritivas, con ingredientes adecuados para iniciar la alimentación complementaria para tu bebé.

Podrás darle a probar nuevos sabores a tu bebe que formarán parte de su dieta y que, poco a poco, se iras introduciendo con diferentes texturas. Eso sí, antes de iniciar la introducción de alimentos distintos a la leche, o de ofrecer a tu bebé de 4 a 6 meses cualquier alimento nuevo, debes consultar a su pediatra, y seguir sus indicaciones con respecto a la alimentación de tu pequeño.

La OMS recomienda mantener la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses del bebé y, a partir de entonces, ir introduciendo nuevos alimentos de forma gradual, complementando a las tomas de leche, ya sea materna (idealmente) o de fórmula, hasta que la mamá y el niño decidan finalizar la lactancia. En cualquier caso, hasta los dos años del niño, la leche sigue siendo el alimento principal, el que le aporta la mayoría de nutrientes necesarios para el rápido crecimiento de este período.

En cualquier caso, si tu pediatra te ha aconsejado introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé de 4 a 6 meses, te ofrecemos estas recetas de primeras papillas, tanto dulce como salada. Todas las recetas para primeras papillas de bebés de 4 a 6 meses están especialmente pensadas para pequeños de esta edad o para bebes de mas de 6 meses que por primera vez probaran las papillas.

RECOMENDACIÓN: Recuerda que no debes obligar a tu bebe a comer, debes hacer de esta experiencia agradable y divertida para el. Tu bebe sabrá cuanto comer, no le insistas si ya no desea seguir comiendo, con una dos cucharadas complemendola con la lactancia sera suficiente para nutrir y que tu bebe conozca nuevos alimentos.

Tener en cuenta de ver a tu bebe por si tiene alguna reacción alérgica a los alimentos que le das a probar, así también iras descubriendo si tu bebe tiene algún tipo de alergia y a que alimentos.

Papilla de Manzana y Pera

La papilla de manzana es un alimento clásico y sencillo para bebés, por eso suele ser una de las primeras papillas que se les da. Una vez que empieces a combinar otras frutas y sabores a la receta básica, el puré se vuelve cada vez más versátil e interesante. Empieza preparándolo con dos manzanas, luego sustituye una de las manzanas por una pera, y más adelante mezcla otras frutas y sabores.

Ingredientes:

1 manzana.
1 pera madura.

Preparación:
Pela, corta en cuadraditos y quítales las semillas a la pera y la manzana. Corta primero la manzana en cubitos y colócala en una cacerola con una cesta para cocinar al vapor. Agrega unos 2.5 cm (1 pulgada) de agua. Cúbrela y cocina a fuego medio hasta que el agua hierva.

Cocina la manzana al vapor por 2 minutos y agrega la pera. Sigue cocinando las frutas al vapor unos 10 minutos más o hasta que estén tiernas, moviendo de vez en cuando para que se cocinen por igual.

Saca las frutas del fuego, deja que se enfríen, colócalas en una licuadora o procesadora de alimentos, debes obtener un puré. La consistencia del puré inicialmente debe ser suave, sin ninguna pieza de fruta, recuerda que tu bebe todavía no tiene la capacidad de masticar. Si quieres, agregale leche materna o fórmula para obtener un puré más líquido, esto también ayuda si tu bebe al comienzo rechaza la papilla, el sabor de la leche lo hace mas familiar y termina aceptandolo. Hazlo sin forzar al bebe, esta debe ser una experiencia positiva para el.

Puedes refrigerar el puré en un recipiente herméticamente cerrado hasta un día o congelarlo hasta 3 días. No le des a tu bebe que recién esta empezando a con sus alimentos complementarios alimentos con mas tiempo de guardado (Sugerencia para congelar: vierte el puré en una bandeja de cubitos de hielo para congelarlo en porciones individuales y fáciles de descongelar.)




Papilla de plátano

Ingredientes:

1/2 plátano
50ml de leche materna (opcional)

Preparación:

Pela el plátano y corta la mitad. Con un tenedor comienza a triturarlo hasta tener una pasta homogenea, puedes agregarle la leche materna si lo deseas. Si queda demasiado espeso o pegajoso, puedes agregar más leche. Y listo: ¡nutritiva papilla para el bebé!

Papilla de manzana y cereales sin gluten

Ingredientes:

1/2 manzana
1 cucharadita de cereales sin gluten (Arroz ó maíz)
3 cucharadas de leche materna o formula
60 ml. de agua o leche materna

Preparación:

Lava bien la manzana, pélala y pártela por la mitad. Retira sus semillas y córtala en trocitos. Pon en un olla pequeña el agua y calienta un poco a fuego muy suave. Pon el agua caliente en un cuenco pequeño, añade la leche materna o de formula y mezcla bien.

Pon la manzana en la licuadora y tritúrala bien, hasta que se forme un puré muy fino. Añade la manzana triturada al cuenco con la leche, añade los cereales sin gluten y mezcla bien con la batidora.

Papilla de leche y arroz

Ingredientes:
1 taza leche materna o de fórmula
1/2 taza arroz sin gluten

Preparación:

Hierve el arroz sin gluten en 1/2 taza de agua. Una vez listo, echa el arroz al vaso de la licuadora. Luego, agrega la leche materna ( o de fórmula) de forma gradual para lograr una papilla cremosa. Una vez lograda la consistencia, sirve al instante. O guárdala en la nevera para cuando el bebé tenga hambre.

La introducción del pollo en la dieta del bebé

Entre los 4 y los 6 meses de edad, la primera carne que se le da a probar al bebé suele ser el pollo, ya que es muy baja en grasas, es tierna y fácil de digerir. Además, la carne de pollo es suave y muy sabrosa, lo que la convierte en un alimento ideal para los primeros menús del bebé. Asimismo, este alimento desempeña una función importante en la dieta del bebé, ya que es rico en ácido fólico, vitaminas de tipo B, vitamina B3, fósforo y potasio.

Cuando se introduce el pollo en la dieta del niño, es aconsejable ofrecérselo triturado y mezclado con otros alimentos, mejor si son dulces, con la finalidad de que el niño acepte de buen gran el nuevo alimento. Por ejemplo, en el caso la receta de pechuga de pollo con manzana, se ha optado por mezclarlo con esta fruta para endulzar su sabor y convertirlo en un alimento más apetecible para el niño. Más adelante, cuando el pequeño sea más mayorcito y ya aprenda a masticar, podrás darle el pollo a trocitos pequeños.

A la hora de cocinar el pollo para el bebé, debes tener en cuenta que la carne debe ser tierna, pero también debe estar bien hecha, para asegurarte de que mueren las bacterias que podrían permanecer en la carne cruda. También es aconsejable prepararlo sin sal y sin condimentos que oculten el sabor de la carne, ya que así el bebé podrá apreciar su auténtico sabor y sobre todo es el pediatra quien te dirá si tu bebe ya puede comer alimentos con sal o condimentos. El pollo lo puedes preparar hervido, a la plancha o al horno, pero, a esta edad, está prohibido ofrecer al niño pollo rebozado, ya que habrá que esperar hasta más adelante, cuando, con la introducción del gluten y del huevo en su dieta, se compruebe que no es alérgico a ellos.

Receta papilla de pechuga de pollo con manzana

Te ofrecemos un riquisíma receta a base de pechuga de pollo y de manzana, especialmente pensada para aportar al bebé todos los nutrientes que en esta época de su crecimiento necesita, al tiempo que le ofrece un sabor dulce y apetitoso.

Ingredientes

30 gramos de pechuga de pollo.
1/2 manzana (preferiblemente, elegir las variedades que tenga un sabor más dulce).
1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación

En primer lugar, pelar la manzana y trocearla, prestando mucha atención a retirar todas las semillas.
A continuación, cocer la manzana al vapor, durante más o menos unos 20 minutos, y aplastarla con un tenedor.
Una vez finalizada la cocción de la manzana, asar la pechuga de pollo, mezclarla con la manzana y triturarlo todo finamente, con el fin de que el pequeño no se encuentre trozos.
Para finalizar, aliñar el puré resultante con la cucharada de aceite de oliva.

Papillas de vegetales y otras frutas

Sólo necesitará la pulpa del vegetal o fruta elegido; para los purés de vegetales agregar aceite de olivo o mantequilla (no margarinas) antes de servir y para los purés de frutas agregar leche materna o de fórmula.

Corte la pulpa del vegetal o fruta elegido en cubos de 2 cm. Para facilitar la cocción. Cocerlos hasta que estén tiernos mediante:

  • Olla: colocar los cubos del vegetal o fruta con agua y hervirlos (el agua debe cubrir el alimento).
  • Vapor: colocar los cubos del vegetal o fruta en la vaporera.

Los tiempos de cocción varían dependiendo del tipo de cocción, del vegetal elegido y de la madurez del mismo. La mejor forma de verificar que ya están tiernos es pincharlos con un tenedor, si éste se hunde hasta el centro, será el momento de retirarlo.

Triturarlos con el procesador hasta que obtenga un puré uniforme. Luego de unas semanas, en vez de pasarlo por el procesador aplástelo con un tenedor, a fin de ir engrosando poco a poco la consistencia del puré y el bebé comience a “masticar” con sus encías poco a poco.

Mediante este procedimiento puede hacer:

Puré de zanahorias.
Puré de zapallo.
Puré de papas.
Puré de camote.
Puré de coliflor.
Puré de brócoli.
Puré de melocotón.

IMPORTANTE: Inicialmente se recomienda dar al bebé el mismo alimento por unos días y luego ir cambiando de vegetal o fruta, para que en el caso que el bebé tenga alguna reacción alérgica, sea fácil identificar cuál es el alimento que se la desencadenó.


Registrese Gratis al Taller de Estimulación Temprana

Estaremos realizando Talleres de Estimulación Temprana en distintos distritos, comenzaremos los Talleres por las zonas donde tengamos mayor numero de registradas. La participación es totalmente gratis.

Registrese Aquí